13/10/12

Introducción a la alimentación sana




En el blog Doula da vida nos proponen un taller de cocina que nos introduce a la alimentación sana. Lo realizan en Lanzarote, de modo que es difícil que podamos asistir, no obstante me ha parecido interesante conocer las propuestas que nos hacen, y dejar volar nuestra imaginación. 

Estas son sus sugerencias. 
  • Potitos de frutas variadas (platano, ciruela, manzana, pera)
  • Calabacin relleno de quinoa y verduritas 
  • Pollo de corral con cebolla, calabaza, cacahuete y brecol
  • crema templada de tapioca con frutas de temporada
  • Pure de lentejas rojas y aguacate
  • Leches vegetales (Almendra, avena, arroz)
  • Croquetas frías de bulgur y arroz integral
  • Ensalada tibia de cous cous 
  • Hamburguesas de arroz integral y calabaza
  • Pancitos ecológicos de avena y sésamo
  • Pastel de carne y pure vegetal
  • Mini pizzas con queso de cabra
  • Albóndigas de lentejas 
  • Guiso de garbanzos y alga kombu
  • Pasta con pesto de mi huerto
  • Crema de uvas pasas y leche de arroz
Y para no dejarlo todo a la imaginación, les comparto la receta de las albóndigas de lentejas

Sencillas, ligeras y muy sanas, vamos a explicar cómo hacer la receta de albóndigas de lentejas, plato vegetariano originario de la India. Hechas con lentejas cocidas, especias y harina de garbanzos, estas albóndigas se fríen y se pueden servir como aperitivo o como plato principal, si las acompañamos de una salsa de tomate especiada.

Ingredientes: 400 gr. lentejas cocidas, 1 cucharada de perejil picado, 1 cucharada de jengibre fresco rallado, 2 hojas de laurel, 2 cucharadas de cominos, 2 huevos, 120 gr. harina de garbanzos, sal, aceite para freír.
 Preparación: Si usamos lentejas sin cocer, debemos remojarlas en agua fría y luego cocer en agua salada hasta que queden muy tiernas. Escurre bien y reserva. Tritura en un robot de cocina o en thermomix las lentejas cocidas y escurridas junto con las hojas de laurel. Pasa a un cuenco amplio y añade la harina de garbanzos, el perejil picado, el jengibre rallado, los cominos, los huevos batidos ligeramente y un poco de sal.


Amasa removiendo bien, hasta que quede una masa suave. Si ves que la masa ha quedado muy líquida añade un poco de pan rallado. Con las manos humedecidas ve haciendo las albóndigas. Fríe en aceite bien caliente hasta que queden doradas y sirve al momento.

1 comentario:

Diego dijo...

Muy buen articulo! Queria compartir con ustedes en retribución a este gran post un espacio donde también se debate y hay mucha info sobre alimentación: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma. Esperemos poder cambiar malos habitos entre todos para una mejor nutrición. Saludos!